ROSA MORRON, PSICÓLOGA

Tu salud en buenas manos

Rosa Morron

Psicóloga. Formada en constelaciones familiares y sistémicas (Instituto Gestalt) y diploma Hellinger Sciencia (con Bert y M. Sophie Hellinger.) Practitioner en PNL. Trabaja en el campo de la educación especial, aplicando la metodología de la pedagogía sistémica.

"No me quería dedicar a la psicología. Decidí estudiar psicología cuando era adolescente porque pensaba que TODOS debería estudiar psicología para entender los adolescentes. Tan incomprendida me sentía. Pero no me quería dedicar, no.
A lo que me quería dedicar era a la filología. También me hubiera gustado hacer teatro, pero los estudios de arte dramático quedaban lejos de Tarragona y de las posibilidades de mi familia.
Psicología para entender los adolescentes y filología por amor a la lengua, a la literatura, a las palabras.

Con los años, y también gracias a la psicología, aprendí que adolescencia e incomprensión suelen viajar juntas. Y que ser grande y haber estudiado psicología no siempre garantiza que los adolescentes se sientan comprendidos.

Terminados los estudios de psicología, empecé los de filología catalana. En mi opinión, esta era mi vocación y ello quería dedicarme. Me gustaba -y me agrada- leer, escribir ...

Pero ... la vida nos lleva de la mano (Lluís Llach: Nin non, a Maremar.) Y, si no controlamos, a veces nos lleva donde no pensábamos ir. Y a mí me llevó, a los 24 años, a Jesús - Tortosa, a un colegio de educación especial de la Diputación de Tarragona y, en Tortosa mismo (en la carretera Simpática) a un hogar de acogida de niños de familias con dificultades graves. Como psicóloga. Estaba estudiando 3º de filología, y me iba bastante bien. Me gustaba y no tenía intención de dejarlo.

Pero ... la vida siempre me ha llevado de la mano. También cuando yo no lo quería. Y ya hace 30 años que trabajo como psicóloga en centros de la Diputación de Tarragona. Y me gusta. Me gusta mucho. Me parece que ya hace tiempo que no lo cambiaría por la filología. Aunque me sigue gustando leer, y escribir. Y el teatro.

Llegué a Holos, en un momento de crisis personal y profesional. Probablemente por falta de recursos para gestionar el estrés asociado al trabajo, estaba a punto de quemarme. Holos fue el salvavidas que una amiga me ofreció. Como maquinalmente, me cogí. Y funcionó. Era yo quien tenía que nadar. Pero, cuando no tenía fuerzas para hacerlo, el equipo de holos, en ese momento, sobre todo, la Rosa y Jordi, me ayudó a flotar sobre las aguas bravas, a mantenerse me a la superficie, hasta que pude nadar, nuevamente, y volver a la orilla. A la orilla de la vida, que tomaba nuevas formas y colores.

Unos años más tarde, empecé a colaborar como profesional, aportando mi granito de arena a este proyecto con ilusión y agradecimiento.

Trabajar en educación especial me ha llevado, también, a formarme en áreas quizás atípicas en la psicología que había estudiado en la facultad. Y así, en una búsqueda permanente de herramientas que facilitaran la evolución de nuestro alumnado, me fui formando en kinesiología (emocional: Three in One; educativa: Brain Gym), focusing, terapia infantil gestáltica, terapias corporales (centros de energía, bioenergética), terapia del trauma (Somatic experience, trauma release), hasta llegar a lo que ahora es mi ámbito de trabajo en Holos: las constelaciones familiares. Que, en el enfoque de la pedagodia sistémica (las constelaciones aplicadas al ámbito educativo), es también uno de los ejes de mi trabajo en la escuela de educación especial donde trabajo actualmente."